Carbolisto

El CARBOLISTO es un dispositivo hecho en cartón corrugado que se despliega en el momento de su uso, se llena de carbón (u otro material a encender) y sirve como iniciador de fuego. Reemplaza a las pastillas y a los líquidos combustibles así como al papel de diario, las leñitas y la yesca.

Además sirve para encender briquetas, leña, leñetas y cualquier otro material combustible que se coloque en su interior. Por lo tanto puede utilizarse para encender salamandras, chimeneas, estufas, cocinas, hogares, barbacoas, asadores, hornos o simplemente para iniciar una fogata.

El diseño del CARBOLISTO utiliza el principio del “efecto chimenea”, aprovechando que el aire caliente por su menor densidad tiende a elevarse. El Tubo de Combustión del CARBOLISTO garantiza que ese flujo de aire se produzca incinerando en un primer momento el Tabique y el propio Tubo de Combustión. Cuando ambos se consumen continúa el “efecto chimenea” producto del hueco que se conforma, el “volcán”, y la estructura exterior, el Contenedor del CARBOLISTO, que mantiene la forma para que el efecto sea duradero y efectivo.